El comercio de proximidad ya puede solicitar las ayudas para modernizar los establecimientos, impulsadas por la Conselleria de Trabajo, Comercio e Industria a través de la Dirección General de Comercio y Empresa y del IDI.

Por medio de estas ayudas, pequeñas empresas del sector comercial detallista podrán llevar a cabo mejoras tecnológicas encaminadas a potenciar el comercio electrónico, inversiones para avanzar en el ahorro energético o mejoras en la accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas, así como modernizar los establecimientos, mejorar la imagen comercial o realizar obras y reformas.
 
Como novedad y a petición del sector, este año, además, se podrán beneficiar de las ayudas determinadas empresas de servicios con locales ya existentes y con sede social en las Islas Baleares, como por ejemplo peluquerías y centros de estética.
 
La cuantía de la subvención es del 50 % del valor de la inversión realizada, hasta un máximo de 6.000 euros. Asimismo, la actuación llevada a cabo por parte de las empresas solicitantes deberá tener un coste mínimo de 2.000 euros.
 
Los proyectos realizados en el marco de esta convocatoria se tendrán que haber ejecutado y pagado entre el 1 de noviembre de 2017 y el 31 de diciembre de 2018. El plazo para solicitar las ayudas es de un mes a partir del día siguiente al de la publicación de la convocatoria en el BOIB, 12 de junio.

Para más información, podéis consultar la convocatoria del BOIB y el folleto.